Nacionales

raul_sep_2017El Presidente del Consejo de Defensa Nacional, General de Ejército Raúl Castro Ruz, encabezó en la noche de este miércoles una reunión con dirigentes del Partido, el Estado y el Gobierno, en la cual se evaluaron los daños ocasionados por el huracán Irma y se puntualizaron las acciones a desarrollar durante la etapa de recuperación.

Raúl reconoció la ardua labor desplegada en cada uno de los lugares afectados por el devastador evento meteorológico, que golpeó prácticamente toda la Isla. Se ha trabajado muy duro, consideró, y si algún provecho podemos obtener de esta difícil coyuntura es sacar de inmediato toda la experiencia para prepararnos mejor.

Alertó sobre la presente temporada ciclónica que se extiende hasta el 30 de noviembre, la cual se ha calificado de intensa, producto evidente del cambio climático y ante el cual debemos adaptarnos.

El General de Ejército convocó a continuar trabajando sin descanso, a enfrentar los problemas con serenidad y mantener informado al pueblo por todas las vías posibles sobre la situación que enfrenta el país.

En la reunión se planteó que la trayectoria de este huracán por varias provincias obligó a evacuar a un millón 738 mil personas, de ellas el 86% en casas de vecinos y familiares. El Jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, General de División (r) Ramón Pardo Guerra, informó que más de 26 mil permanecen aún en los centros de evacuación.

Según precisó, la Oficina Nacional de Estadísticas e Información trabaja en la evaluación de los daños, cifras que preliminarmente se tendrán en los próximos días.

Alfredo López Valdés, ministro de Energía y Minas, consideró que el impacto más fuerte y difícil de solucionar en el sector lo sufrió la central termoeléctrica Antonio Guiteras, de Matanzas, cuya casa de circulación de agua de mar, clave en el sistema de enfriamiento, quedó destrozada por el oleaje.

Personal altamente especializado trabaja allí para resarcir los daños y que vuelva a entrar en funcionamiento en los próximos días.

Además, 15 líneas de transmisión sufrieron averías y más de 3 mil 600 postes y 2 mil 039 kilómetros de líneas fueron afectados. Se trabaja día y noche para restablecer el servicio, aseguró el ministro, quien comentó que esta era la primera vez que el sistema electroenergético dejaba de funcionar en todo el país.

Alrededor de 90 pozos de petróleo, ubicados en el litoral norte del occidente y centro, también fueron dañados por el fuerte oleaje que provocó el huracán.

López Valdés elogió la labor de las brigadas mixtas que por indicación del General del Ejército se crearon en los territorios afectados para los trabajos de limpieza, poda, apertura de huecos y acarreo de postes.

Finalmente, comentó que los esfuerzos mayores para restituir el servicio eléctrico se concentrarán en las provincias de Villa Clara y Ciego de Ávila, territorios con las afectaciones más complejas.

Por su parte, el ministerio de la Construcción se suma a las labores de recuperación con más de 20 mil 400 constructores y 855 máquinas ingenieras, destinadas a la recogida de escombros, la reparación de viales, puentes y alcantarillas, así como a la reparación de viviendas y obras sociales.

René Mesa Villafaña, titular del ramo, expuso que las mayores afectaciones provocadas por el huracán se concentran en la vivienda, sobre todo en los techos. Aun cuando no se tienen los datos exactos de los daños ya se trabaja en la ayuda a los damnificados, para lo cual las fábricas de cemento y de tejas de asbestocemento se encuentran produciendo a toda capacidad. A este empeño se sumará en los próximos días la fábrica de tejas infinitas de Camagüey.

En tanto, los daños más graves en la agricultura se concentran en el área avícola, pues decenas de naves destinadas a la producción de huevos perdieron sus techos. Julio A. García Pérez, viceministro primero de la Agricultura, explicó que también han sido afectados la elaboración de pienso, los cultivos de plátano y maíz, así como los frutales.

Actualmente se intensifica el trabajo en la reactivación de la campaña de cultivos varios, para lo cual, informó, se dispone de semillas, fertilizantes y plaguicidas.

En este punto, José Ramón Machado Ventura, vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, consideró que, a pesar de los perjuicios, la agricultura se encuentra en mejores condiciones que en situaciones anteriores para recuperarse del fuerte golpe.

El ministro de Salud Pública Roberto Morales Ojeda comunicó que el sistema de salud mantuvo su vitalidad durante el paso del huracán y hasta el momento no existen brotes de enfermedades trasmisibles en los centros de evacuación ni en ningún territorio. Sobre los colaboradores que trabajan en los países del Caribe impactados por el ciclón, dijo que se encuentran bien y se han sumado a la recuperación de dichas islas.

Dio a conocer que 516 unidades de salud sufrieron daños y se trabaja para restablecerlas en el menor tiempo posible. Agregó que ahora la prioridad se dirige hacia el saneamiento ambiental y el control de vectores, para lo cual se cuenta con todos los recursos.

Por último, sobre las afectaciones al Turismo, el titular del ramo Manuel Marrero Cruz comentó que cuando el huracán impactó en la Isla había más de 51 mil vacacionistas, de ellos alrededor de 45 mil alojados en el litoral norte. Solo en los cayos de Santa María, Coco y Guillermo tuvieron que ser evacuados unos diez mil clientes.

Aseveró que las infraestructuras dañadas se restablecen, lo cual permite asegurar que estarán listas para la temporada alta que comienza en la primera quincena de noviembre.

Al concluir la reunión, el Presidente del Consejo de Defensa Nacional reiteró la necesidad de enfrentar los problemas con inteligencia, tomando en cuenta las mejores experiencias puestas en práctica ante similares eventos, sobre todo en el ámbito local. En este sentido mencionó el trabajo desplegado en Santiago de Cuba y Guantánamo, azotados por los huracanes Sandy en el año 2012 y Matthew en 2016, respectivamente.

Ahora el golpe ha sido muy fuerte y se extendió por casi todo el país, sentenció, pero con el arduo trabajo que se está haciendo, una vez más saldremos adelante.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar