Locales

jose luis contigente mascunceIntegrantes del II Contingente, en el parque Martí, de Puerto Padre. Foto: ElizabetA Puerto Padre me voy. Así expresa parte de una canción dedicada a la Villa Azul tunera, y hacia esa ciudad acudió una representación de profesores de los contingentes del Destacamento Pedagógico Universitario “Manuel Ascunce Domenech”.

Autoridades del gobierno municipal, de la Dirección Provincial de Educación, estudiantes y pueblo dieron la bienvenida a quienes hace más de cuarenta años dijeron sí al llamado de Fidel para que la explosión de matrícula de alumnos de secundaria básica tuviera la respuesta necesaria.

Y es así que adolescentes aún marcharon a la vanguardia a instruir, educar y prepararse ellos en las nacientes escuelas que inundaban los campos cubanos en la década del setenta del pasado siglo.

El reencuentro con abrazos y lágrimas por la añoranza de esos años de trabajo en aulas, escuelas, universidades, y en la formación de las propias familias no podían faltar en los testimonios de quienes aunque el tiempo les ha transformado la fisonomía, no ha podido borrar la huellas que el magisterio les impregnó.

El colectivo de la escuela pedagógica “Rigoberto Batista Chapman” los acogió para compartir, socializar experiencias, para escuchar anécdotas de una vida dedicada a la más noble de las profesiones.

Y de esa acogedora Villa marcharon a Holguín, a las instalaciones del Instituto Superior Pedagógico, esas que tuvieron el privilegio de contribuir a su formación, no solo en la instrucción, también para la vida porque, como dice la convocatoria: “Así fuimos, así seguimos”.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar