Locales

acto1 dia campesino mir 2018Fotos: Artemio LeyvaEl amanecer presagiaba un típico día de verano, la neblina atrapó al Astro Rey e hizo ensombrecer la mañana, sin embargo nada detuvo el entusiasmo para asegurar un escenario de elegante atractivo.

Desde las más apartadas comunidades, con sus propios medios acudían los labriegos, vestidos de sus mejores galas; por la cercanía desde el Sur la participación se hizo con la mejor cabalgadura como identidad de los ganaderos de los llanos del Cauto, invocando la caballería mambisa de El Mayor.

Los vecinos de la Comunidad de Viviendas Campesinas en Mir acogieron a los visitantes con orgullo. Identificados con el valor que dio al campesinado el enero victorioso y las transformaciones que cambian la fisonomía económica y social de los hombres de campo, dueños de la tierra y el valor de su riqueza regada con el sudor de la frente.

Al mensaje de reafirmación de que el principal deber patriótico del campesinado es producir alimentos para el pueblo, se unieron el de los valores culturales del Son y la Guaracha y el reconocimiento a la universalidad de la música mexicana arraigada entre los ganaderos del Sur del municipio de Calixto García, que muy bien sabe cultivar Luis Ramírez entre los aficionados que llegan a la casa de Cultura de Mir.

Con la nobleza y la sencillez de estas mujeres y hombres de campo, ascendían a la tribuna a recibir el trofeo ganado por los resultados de los aportes productivos y las realizaciones que desde la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) se organizan para el bien de todos. Así se distinguían a los vanguardias.

El mensaje de apego a la Revolución, de reafirmación al llamado de producir mucho más, llegó a nombre de las mujeres por intermedio de Delia González Ricardo, una joven campesina que tiene en la tierra y su producción agropecuaria su más cercano tesoro.

yoiler_carralero_cruz1Yoiler Carralero Cruz.Así transcurrió esa mañana, en el que no faltó el mensaje de la organización en la voz de su presidente Yoiler Carralero Cruz, donde reafirmó el encargo más importante del campesinado, producir para el pueblo y desde aquí se desencadenó el intercambio a partir de un buen almuerzo, organizado por los anfitriones de la cooperativa Wilfredo Peña Cabrera.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar