Locales

amor postalCada año febrero revive muchos sentimientos, pero sin dudas es el amor la principal motivación para reafirmar que es universal, la luz en la que todos creemos.

Febrero propicia el reencuentro de viejos y nuevos amigos, porque el 14 no es solo el día de los enamorados, también el momento propicio para cultivar la amistad verdadera.

El amor se convierte en el sostén de nuestras vidas, el que no siente amor por lo que hace, por lo que sueña y construye, debe enrumbar su camino de la mano de este sentimiento que hace más placentera la existencia y nos convida a sortear los obstáculos cotidianos y seguir adelante.

Entonces, vale la pena entregar amor a la familia, a los amigos, a quienes nos rodean, y recibiremos un regalo maravilloso, la oportunidad de que cuando menos lo esperamos, se nos devuelva en igual o mayor proporción, por parte de personas que aprecian nuestra obra.

Se trata de saber regarlo con agua suficiente para que fructifique, se fortalezca y brinde los frutos esperados como una planta que significa la continuidad de la vida, el desarrollo armónico de nuestro andar.

Hoy las parejas están más cerca, se regalan flores, poemas, canciones, diversas muestras de cariño que se esparcen por toda la familia como evidencia de que en ellos está vida la llama del amor.

La idea es celebrar el Día de San Valentín,  con buzones, cartas de amor, tarjetas, dulces, propuestas de matrimonio, cenas románticas, peluches, perfumes, pero que sobre todas las cosas predominen los buenos augurios y los deseos de felicidad.

Cariño, respeto, amistad y ternura se funden para festejar juntos, en pareja o en grupo, un día para expresar lo que sentimos, entregarnos a nuestras medias naranjas, o a lo que queremos.

Que este día constituya un buen punto de partida para luchar por lo que ansiamos, para perseverar, brindar por el amor, y que este nos acompañe en las buenas y en las malas, porque solo él convierte en milagro el barro y engendra la maravilla.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar