Locales

idelisa lachina ortopedicaIdelisa (de pie) junto al equipo médico durante su misión en Venezuela. Fotos cortesía de la entrevistadaSi en Buenaventura preguntamos por la doctora Idelisa González Gómez, quizás alguien sepa de quién se trata, pero si decimos “La China”, seguramente muchas personas la identificarán enseguida, pues así la nombran cariñosamente en esta localidad del municipio holguinero de Calixto García.

Doctora de primer grado en Ortopedia y Traumatología, una de las primeras especialistas de este tipo en la provincia, y fundadora en el municipio, donde no existían ortopédicos, y ante el más mínimo trauma los pacientes tenían que ser trasladados a Holguín.

Es por ello que se siente feliz por haber desarrollado este trabajo durante más de 30 años en su tierra natal, la cual según confiesa “ama mucho, pues aquí tiene sus raíces y se ha superado como ser humano y desde el punto de vista profesional”.

En su fructífera carrera Idelisa González Gómez, ha asumido responsabilidades como directora del policlínico de Buenaventura y en la primera etapa, luego de graduada, estuvo al frente de la posta médica de la sureña localidad de Mir.

Pero “La China” logró uno de sus sueños más importantes, el de ser médico internacionalista. Ha cumplido dos misiones en la República Bolivariana de Venezuela, la primera (2007-2011), en el municipio Lagunilla, perteneciente al Estado Zulia, y la segunda (octubre 2016- junio 2017), en La Gran Sabana, municipio ubicado en el Estado Bolívar.

El periodo de las misiones lo cataloga como una experiencia muy bonita. “A la consulta acudían pacientes politraumatizados, con estudios de tomografía, resonancia, incluso vistos por otros médicos, privados o de los hospitales públicos, y al mismo tiempo se acercaban a los médicos cubanos, debido a la confianza que han demostrado, y se sentían satisfechos con la explicación que le ofrecían los profesionales de la Isla”.

Destaca que en el pueblito Santa Elena de Guairén –a seis kilómetros de la frontera con Brasil-, donde vivían muchas personas indígenas, se atendían lesiones traumáticas con dos o tres días de evolución debido a la lejanía de los centros de asistencia.

idelisa_lachina_ortopedicaAllí “tuve una experiencia muy bonita, pues un indígena fue mordido por una serpiente, con una gran complicación que le provocó la pérdida de todo el tejido, la cual, según la literatura médica, de 99 afectados uno logra salvar su miembro inferior. El paciente, de 32 años, recuperó su pierna luego de múltiples intervenciones quirúrgicas, y tratamientos diversos que le realizamos; con todo mi empeño, y el de un alumno ayudante de quinto año de medicina, logramos salvarle la pierna”, relata emocionada.

idelisa_lachina_ortopedica1“La China” agradece el apoyo de su familia durante toda la carrera, en la especialidad, la vida laboral y la estancia en Venezuela, pues según sus propias palabras “siempre ha contado con la ayuda incondicional de su esposo, hijos y de su mamá”.

Ante la pregunta de por qué escogió ser ortopédica responde con orgullo, “en la especialidad, la mayoría de los pacientes –alrededor de un 95 por ciento- se recuperan de las diferentes patologías traumáticas y lesiones, y se incorporan rápidamente a la sociedad. Es una gran satisfacción verlos luego del paso de años y te señalan y te dicen usted me operó, usted fue quien me redujo la fractura, no me quedó ninguna discapacidad, sin dudas esa es la mayor satisfacción que siente cualquier médico”.

Cuando se hable de la especialidad de ortopedia y traumatología en el municipio de Calixto García y un poco más allá, sin dudas es necesario hablar de “La China” por sus años consagrados a esta labor. Ingenio y mucha experiencia se funden en esta galena que ha contribuido a la formación de varias generaciones de profesionales de este tipo en el territorio.

“La China” ratifica que está orgullosa de haber cumplido el sueño de ser internacionalista, como nos enseñaron Fidel y el Che Guevara, quienes entendían que este es otro de los deberes del médico cubano. Hoy continúa dispuesta a ofrecer lo mejor de sí a favor del bienestar de la gente de su pueblo y a quienes lo necesiten más allá de nuestras fronteras, para seguir enalteciendo una de las obras más bellas y sensibles de la Revolución cubana.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar