Locales

operario_antivectorialLucha antivectorial en Buenaventura. Foto: AleagaEn Buenaventura –localidad cabecera del municipio holguinero de Calixto García- se desarrolla la segunda etapa del focal intensivo, una nueva estrategia aplicada para el enfrentamiento al mosquito Aedes aegypti, y evitar la transmisión local de enfermedades como el zika y el dengue.

Con el objetivo de actualizar acerca de los resultados de este intensivo y de la situación del municipio, ofreció declaraciones a este sitio digital el Doctor Boris Alonso Pupo, director de la Unidad de Higiene y Epidemiología.

Al inicio de la conversación destacó “la contribución, además del personal de salud pública, de los voluntarios de la Cruz Roja, los cuales se han capacitado para cumplir las acciones de higienización, y de igual forma, ha sido vital el apoyo de las organizaciones de masas en los barrios”.

“Es importante señalar que se cumplió con el cronograma establecido, de verificar el ciento por ciento de las viviendas, que de mil 112 viviendas hubo que extender el universo, y aun así se cumplió con el mismo. Actualmente se verifican tres mil 981 hogares, y debemos decir que se ha disminuido la focalidad, aunque siguen apareciendo situaciones en el área urbana de Buenaventura”, puntualizó.

“Como parte de la segunda etapa del intensivo, se revisa el universo total de viviendas de la localidad, haciendo énfasis en la destrucción y saneamiento de los posibles depósitos que puedan servir de criadero al mosquito Aedes aegypti”.

“En este sentido, aún se mantiene la focalidad en cisternas y tanques elevados, por lo que urge la revisión periódica de estos recipientes, los de mayor peligro, aseguró el especialista, al tiempo que reconoció el avance en la liberación de los depósitos bajos, donde ha sido determinante el papel responsable de las familias”.

Sobre la presencia de pacientes afectados por enfermedades trasmitidas por el Aedes destacó: “Hemos tenido varios casos de zika, fundamentalmente en el área de Buenaventura, los cuales han sido importados de Holguín, por lo que no está confirmada una transmisión local de enfermedades. De igual forma, existen varios casos en sospecha de dengue, tanto de Buenaventura como de zonas rurales, los cuales se están inspeccionando. Se realizan los llamados bloqueos, que consisten en visitar los síndromes febriles, las familias y las casas de los alrededores. Por tanto, hay un poco de tranquilidad respecto a la transmisión en esas demarcaciones, aunque nos mantenemos alertas”.

El galeno precisó que es necesario insistir en la actitud que deben asumir las personas en cada vivienda para prevenir las arbovirosis: “La población siempre tiene que estar alerta, y velar por la salud propia, la de su familia y la del vecino, pues muchas personas asumen actitudes que comprometen la salud de los que le rodean. Es extremadamente costoso lo que estamos haciendo, se invierten miles de pesos en el control de focos, de ahí lo importante de la responsabilidad individual”.

“Ha sido muy amplio el proceso de organización del intensivo, desde la logística hasta llegar a la vivienda con los operarios, puntualizó Alonso Pupo. Hay más de cien personas involucradas en las actividades, aparte de los integrantes de las organizaciones de masas en las cuadras que cooperan para que salgan bien las diferentes estrategias”.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar