Locales

ipa rene reine1Alumnos del politécnico en la práctica de campo. Fotos: Díaz GrassEl politécnico agropecuario “René Oreste Reiné”, ubicado a unos doce kilómetros de Buenaventura, tiene una matrícula superior a los doscientos cuarenta alumnos procedentes de varios municipios de la provincia de Holguín.

En él se forman técnicos medio en zootecnia veterinaria y agronomía los que una vez graduados dan respuesta a la fuerza calificada que demanda el sector agropecuario del territorio holguinero.

Claudia Espinosa Peña es la presidenta de la Federación Estudiantil de la Enseñanza Media: “Por estos días estamos en el proceso eleccionario en el que se elegirá al nuevo secretariado que deberá responder a las inquietudes de sus compañeros. La organización vela por la preparación de sus integrantes, pero también porque los profesores den buenas clases”, explica.

Junto a una yunta de bueyes encuentro a Osviel Jiménez Pérez que cursa el primer año en zootecnia veterinaria: “Me práctico también para aprender a arar la tierra, es que aquí se realiza de todo. Yo soy de Holguín, siempre me gustó la especialidad que cogí, mis padres estuvieron de acuerdo, y aquí estoy, aprendiendo de Luis, un buen trabajador”, afirma.

Luis Carralero Torres labora en la escuela desde hace veinte años: “Me levanto a las cinco de la madrugada, preparo las condiciones para estar en el centro aproximadamente a las seis de la mañana. Le he cogido la vuelta a lo que hago -dice y mira para sus alumnos- están aprendiendo poco a poco, es que la mayoría es de Holguín, figúrese, de la ciudad, pero tienen interés.”

“Además cuido a los animales, la alimentación de los mismos, por aquí hubo tremenda sequía y tuvimos que realizar grandes esfuerzos para mantenerlos. Ahora con el lío del ciclón quitamos el techo del comedero del ganado, menos mal que llovió para garantizar la comida del ganado porque estos animales están para la preparación práctica del alumnado”, comenta.

alcides_rojasAlcides Rojas.Finalmente llego hasta una oficina. Alcides Rojas Escalona, director desde hace ocho cursos, me espera, ha estado ocupado en la realización del Consejo de Dirección: “La escuela forma integralmente a sus alumnos en esas dos especialidades para que, una vez egresados, se incorporen a la vida laboral en organizaciones productivas como cooperativas, unidades básicas de producción cooperativa, y en granjas estatales, entre otras”, manifiesta.

“Debo decirte que en los primeros años la retención era muy baja, ahora sobrepasa el noventa por ciento. La calidad de la docencia y la práctica mejoran. Aquí tenemos profesores licenciados, otros que cursan la ingeniería en agronomía, muchos culminaron maestrías en ciencias; es decir, contamos con una fuerza preparada donde sobresalen los jóvenes. Claro, disponemos del apoyo de la familia aunque hay que insistir más en ese sentido”.

El edificio de este politécnico tiene más de treinta y cinco años de construido. El tiempo no pasa por gusto, algunas de sus áreas necesitan de una continua reparación. El agua a través del sistema de bombeo está garantizada. Se recupera el huerto intensivo. Alumnos de primer año asisten a su preparación y siembra. Se trabaja, a pesar de las limitaciones materiales. La vida se inicia muy temprano en un centro como este y concluye pasadas las diez de la noche. En él se forman técnicos que responderán al sector agropecuario holguinero.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar