Deportivas

CarlosDanielRodriguezFoto: Iraldo LeyvaEl jovencito Carlos Daniel Rodríguez Estrabao, natural de este municipio holguinero de Calixto García, un territorio sin mares y con apenas dos o tres arroyuelos, acaba de agenciarse tres medallas doradas en el evento de natación de los Juegos Nacionales para atletas con discapacidad, con sede en La Habana.

“Te digo que este muchacho me va a matar del corazón: cuando era un niño, sus deseos inmensos de aprender a nadar sin tener dónde; por fin aprendió en un pozo grande que se desbordaba, muy cerca de la casa, después quería competir. Aquello no fue fácil”, así nos decía este lunes su madre Laudys Estrabao, al darnos a conocer la noticia.

En el diálogo, Laudys agregaba: “Carlos Daniel padece la enfermedad de Perthes que afecta la cadera y cabeza del fémur, la cual fue descubierta a los seis años de edad y tras un exitoso tratamiento, se despertó el interés por la práctica del deporte, de manera especial, la natación”.

La tarea de enseñarle la técnica del nado se hacía casi imposible para los familiares, entonces su padre, el auxiliar de dirección de los equipos de béisbol de Holguín en las series nacionales Carlos Rodríguez, con la ayuda de otros profesores del territorio calixteño buscaron apoyo en la Escuela Integral Deportiva Pedro Díaz Coello, de la capital provincial.

Así fue que después de un tiempo de esfuerzo compartido, el pasado año se hicieron realidad los sueños del muchacho: dos medallas de bronce en los juegos nacionales que desbordaron de alegría a familiares, amigos y profesores.

Sin embargo, lo que acaba de suceder en la misma piscina de El Cotorro, en la capital del país, con tres metales dorados, en 50 y 100 metros libres y la tercera en 50 metros estilo espalda, es la confirmación de que valió la pena todo el esfuerzo y las lágrimas: Carlos Daniel está en la cumbre de la natación para atletas con discapacidad.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar