Culturales

kevin diaz1Kevin, un rancherito calixteño. Foto: BallesterDebajo de su sombrero vaquero se mueve en escena como un artista que domina a su antojo la profesión, posee un talento innato, su proyección iguala a estrellas del espectáculo de talla universal.

Kevin Díaz Alberteris tiene solo nueve años, lo conocí luego de presentarse en la actividad por el día del trabajador agropecuario en la empresa de la ganadería Calixto García, en el municipio del mismo nombre de la nororiental provincia de Holguín.

Al escucharlo recordaba mi infancia, pues hacía mis pininos vocales con el tema del ranchero mexicano Pedrito Fernández, “La de la Mochila Azul”; sería un amateur en comparación con este geniecito calixteño quien me aclaraba que además de clásicos aztecas le gusta cantar “bachatas, baladas, hasta reguetón. Yo canto de todo, para que la gente se sienta bien cuando me escuchan”.

El descubridor de este diamante, por pulir mucho más para que llegue a escenarios de otras latitudes, es el instructor de arte y especialista en música Luis Ramírez Peña. Sobre la formación alega que su discípulo “es alegre, carismático, receptivo, atiende todas las lecciones de canto y tiene una retentiva envidiable. Le auguro mucho futuro a Kevin porque él canta con el corazón”.

Al interrogar al pequeñín por su motivación al cantar me respondió seguro: “Mi sueño siempre fue ser un gran cantante para ser alguien en la vida y que mis padres se sintieran orgullosos de mí”. Lo cierto es que el municipio de Calixto García tiene su voz; sin dudas Kevin Díaz sonará en Cuba.

Tarde - Kevin Díaz

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Galerías

Música Local