Ciencia y Salud

operario_antivectorialLa ofensiva contra el mosquito encuentra respuesta en no pocos profesionales del sector de la Salud en el holguinero municipio de Calixto García que se incorporan para apoyar las labores contra el peligroso vector que amenaza al poblado de Buenaventura.

Es así que llegan tecnólogos de la salud, estadísticos, psicólogos y muchos más que asumen ahora nuevas responsabilidades para acabar con los criaderos de mosquitos.

Roberto Santiesteban, agente de seguridad y orden en el hospital municipal, asegura sentirse comprometido con la tarea que una vez más le confiaron: “Regreso a fumigar, tengo cierta experiencia con el apoyo de los compañeros de la campaña y dispuestos siempre a apoyar para acabar con el mosquito.”

Las lluvias de los últimos días y las altas temperaturas ofrecen óptimas condiciones para el incremento de focos, es por ello que operarios, jefes de brigadas y directivos del programa de lucha antivectorial, refuerzan el trabajo en la comunidad.

Enrique Figueredo, uno de los trabajadores con mayor experiencia en el combate contra el mosquito, asegura que en esta época del año hay que extremar la revisión: “En las viviendas hay que supervisar bien pues el más mínimo descuido puede propiciar la proliferación de estos insectos que en espacios inimaginables encuentran condiciones y ahí mismo aparece el foco, por eso necesitamos el apoyo de la familia y las instituciones”.

Si bien hoy el poblado de Buenaventura muestra un incremento en su índice de focalidad, manos laboriosas de comprometidos trabajadores del sector dan su aporte en una dura, pero imprescindible labor contra el mosquito.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar