La Batalla por el regreso de Los Cinco

PROTAGONISMO DE PUEBLO

El 4 de marzo de 2004 llegó a la comunidad rural de La Torcaza, perteneciente al Consejo Popular de la Jíquima, una representación de Radio Juvenil, junto al compañero Edilberto Almenares Pérez, miembro de la Unión de Juristas de Cuba y estudioso de la causa de los antiterroristas cubanos. En esa localidad se realizó un intercambio con los pobladores del lugar para dar a conocer el estado del proceso en ese momento y explicar la necesidad de sumar a los cubanos a esa lucha.

Luego de esta convocatoria, en coordinación con los trabajadores de la Sala de Televisión de ese barrio campesino, se creó el primer grupo de hermandad, integrado por campesinos, combatientes de la Revolución cubana, pioneros, estudiantes y miembros de las organizaciones de masas con un alto compromiso para asumir la tarea de divulgar el caso y establecer correspondencia con los Cinco hermanos.

En ese mismo año se suman a esta iniciativa los barrios de Cuatro Caminos, Las Lajas, Cañada de Majagua, San Ramón y Los Itabos quedando constituido así el segundo grupo de hermandad.

La idea se extiende hasta el barrio de Las Guásimas que se une con pobladores de la localidad de Los Asientos y constituyen el tercer grupo de hermandad.

El primero en recibir una carta de los compatriotas cubanos fue el poeta y promotor cultural Norberto Carralero Pratts; esa misiva del héroe cubano Antonio Guerrero Rodríguez se expone en el Museo municipal del territorio.

Se comienzan a divulgar en escuelas y centros laborales las injustas condenas a que han sido sometidos nuestros hermanos, la situación del proceso judicial y se comentan las primeras cartas enviadas por los compatriotas cubanos.

De conjunto con la emisora se organizan actividades comunitarias en estos barrios con el apoyo de los colectivos laborales de las Salas de Televisión, instalaciones que forman parte de la Batalla de Ideas y fueron creadas para que en las comunidades más intrincadas, aún sin electrificar, llegara la cultura y la información con el uso de medios audiovisuales alimentados por celdas fotovoltaicas.

Poco a poco la experiencia se fue multiplicando y, de esta manera, se informaba a las personas de cómo estos Cinco valerosos hombres habían sido confinados a un encierro injusto e ilegal por el solo hecho de defender a Cuba de actos terroristas gestados y organizados desde los Estados Unidos.

Con la participación de campesinos y pioneros de estos barrios se prepararon obras de teatro que han sido presentadas en varias comunidades rurales, en las cuales se demuestra lo amañado del juicio; con una de esta obra se obtuvo reconocimiento especial en el Festival de aficionados al arte de la Central de Trabajadores de Cuba.

La cultura popular ha estado relacionada con la causa de nuestros hermanos; se han realizado concursos de pintura, poesía y composiciones literarias y musicales, acciones que se mantienen en la actualidad como medio eficaz para lograr sumar a más personas a esta lucha.

La idea sigue multiplicándose y en el 2006 los miembros de la Peña Deportiva El Diamante logran sostener una sistemática correspondencia con los Cinco y sus familiares en Cuba.

En la tienda La Comercial, de Buenaventura, donde radica esta organización, resultan habituales los mítines públicos en los cuales se dan a conocer las cartas y mensajes enviados por los Cinco Héroes.

Esta peña, vanguardia nacional por siete años consecutivos, fuela primera en el país en constituir un grupo de solidaridad con los Cinco. Cada mensaje de respuesta que reciben a nombre de los antiterroristas cubanos es multiplicado entre los aficionados al deporte y los clientes que concurren a ese establecimiento.

Las muestras de apoyo a los Cinco hicieron posible que los Héroes cubanos solicitaran a través de la correspondencia ser incorporados a la Peña, hecho que llena de orgullo a ese colectivo de 102 integrantes.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar